Busca Lupe Valdez nominación para gubernatura


A sus 70 años y luego de una exitosa carrera como oficial de la ley, hace historia como la primer Sheriff latina de Texas; ahora tiene un nuevo reto



06/03/2018
LAREDO, TX.- En la elección primaria de este martes, Lupe Valdez buscará hacer historia como la primera mujer hispana en ser candidata demócrata a gobernadora de Texas.

La ex Sheriff del Condado de Dallas contiende en la elección de este martes en busca de la nominación demócrata para pelear la gubernatura de Texas contra un republicano en el mes de noviembre.

A sus 70 años y luego de una exitosa carrera como oficial de la ley, Valdez hizo historia como la primer Sheriff latina de Texas y ahora tiene un nuevo reto en su vida.

??Texas no es un republicano, es un estado que no vota, si los latinos salen a votar y hacen valer su voz podemos hacer el cambio?, afirmó Valdez durante una visita a Laredo.

Valdez indicó que centra su campaña en la importancia de la educación, en la creación de empleos, en programas de salud para los más pobres y en la importancia del despertar hispano.



??Ya es hora de despertar, de ir a las casillas y votar, de hacer valer el poder latino?, dijo.

La candidata a gobernadora por los demócratas dijo que no teme al nuevo reto que enfrenta en un estado tradicionalmente conservador y republicano, con un gran número de votantes contrarios a la inmigración.

Según Los Angeles Times, Valdez tiene amplias posibilidades de ganar la gubernatura de Texas gracias a un fuerte sentimiento anti-Trump que lastra incluso a los republicanos de estados afines.

Pero primero tiene que ganar las primarias de su partido este martes 6 de marzo, y el Texas Tribune augura que serán las más reñidas desde los 80, con unos ocho candidatos.

Su principal rival es Andrew White, que pertenece a una familia política y representa el candidato tradicional: es blanco, hombre y heterosexual.

??Hemos dado esperanza a la gente. La mayoría habían dado Texas por perdida?, considera Valdez, la menor de ocho hermanos de una familia inmigrante que trabajaba en el campo.

Trabajó como camarera para pagarse la universidad y ya obró el milagro de resultar elegida en cuatro elecciones como alguacil.

En 2015, se enfrentó a su futuro rival, Abbott, al negarse a mantener en prisión a los inmigrantes convictos que no estuvieran condenados por delitos violentos.