Fallecen en espera de un donador


En lo que va del 2018 han muerto 15 personas; en el país son 14 mil pacientes que aguardan por un trasplante


EMMA TREVIÑO | 08/03/2018

0
1

Jesús Martínez de 45 años, es uno de los 500 neolaredenses en espera para un trasplante de riñón de una lista de 14 mil mexicanos que se tiene a nivel nacional, su vida depende de este órgano y no hay donadores.

Como él, en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) hay alrededor de 60 personas que esperan a un donador, es la única esperanza que tienen para vivir, sin embargo 15 pacientes han fallecido en lo que va de este 2018, pues nunca llegó el tan anhelado y preciado órgano.

Hoy en el Día Mundial del Riñón el panorama de vida de los pacientes es incierto por lo que al instituto le preocupa el incremento de la insuficiencia renal entre los neolaredenses, como causa principal de la obesidad que ocasiona la diabetes y la hipertensión arterial, ya que 8 de cada 10 personas tienen incipientes problemas renales y no lo saben.

En el caso de Martínez, dijo que desde niño le detectaron diabetes infantil y aunque para él era un tormento no poder comer lo que otros pequeños de su edad trato de cuidarme lo más que puedo, pero la glucosa hizo efecto en su cuerpo afectando sus riñones y hoy forma parte de la lista de espera en la que tiene ya cerca de 3 años, y el donador aún no llega.

RECIBEN TRATAMIENTO

ALTERNATIVO 234 PACIENTES

Sólo en el IMSS 234 personas reciben atención con tratamiento de reemplazo, hemodiálisis, diálisis peritoneal y automatizada y ayudar al riñón en su función que ya no hace, que es eliminar los productos de desechos y líquidos de la sangre, así como las sustancias tóxicas como consecuencia de la acumulación de toxinas, que de no recibirlas sería la muerte para estos pacientes.

“De esta cifra 148 reciben hemodiálisis, de los cuales 60 ya necesitan un riñón para salvarse y tener una mejor calidad de vida, el resto también, pero el deterioro de su órgano es tan malo como estos pacientes”, explicó el doctor Saúl Sandoval Guerra, coordinador Clínico de la Unidad de Medicina Familiar y Ambulatoria (UMF) no. 76 del Seguro Social.

Señaló que este año ya fallecieron 15 pacientes debido a las complicaciones y deterioro de su organismo y la larga espera de un riñón.

Aunque en estos dos primeros meses del año se logró que se trasplantaran a tres pacientes, uno no tuvo el éxito que se esperaba, ya que su organismo rechazó el órgano y volvió de nueva cuenta a la lista de espera.

“Es complicado para los enfermos recibir este órgano hay meses en los cuales no recibimos nada, de estos pacientes en espera de un riñón algunos llevan años manteniendo esa esperanza, algunos tienen hasta 7 años, y aunque ya completaron su protocolo no han tenido la fortuna de un donador”, expresó.

FALTA DE DONADORES

LOS LLEVA A LA MUERTE

La falta de donadores de órganos es uno de los principales factores que lleva a la muerte al paciente por la larga espera y las complicaciones que la insuficiencia renal va causando al enfermo.

“Aquí hacemos el exhorto para que la gente y familiares hagan conciencia de la donación y puedan salvarse más vidas”, dijo el galeno.

Sentenció que los obstáculos a vencer no sólo en los familiares de los pacientes sino entre la población en general, es el temor de llegar a sufrir daño renal y necesitar un trasplante, la falta de información de la donación y la ignorancia, situación que ha llevado a la muerte a muchos pacientes renales.

“Las personas que son sanas, tenemos temor de que podamos vivir con un sólo riñón, por lo que este desconocimiento e ignorancia es lo que complica al enfermo el trasplante por la falta de un donador”, dijo.

Señaló que desde la fundación de esta unidad se han llegado hacer cerca de 46 trasplantes, pocos en comparación de los 234 pacientes que reciben atención con tratamiento de reemplazo y que están en lista de espera de un órgano, ya que sólo el año pasado se logró hacer un trasplante de riñón.

Además de los pacientes que ya están trasplantados con 15 o más años, están regresando a hemodiálisis en espera de volver a recibir otro riñón que por la misma enfermedad y al ser un órgano ya trabajado presenta fallas en su función.

Señaló que el 95 por ciento de los pacientes que se atienden en ésta la Unidad de Hemodiálisis son hipertensos y diabéticos, pero en la consulta supera los mil pacientes, son muy pocos los que se atienden por Lupus u otro tipo de padecimiento.

Comentó que del total de la población que se atiende en todo el instituto son cerca de 10 mil pacientes con hipertensión y diabetes, y el riesgo de terminar con insuficiencia renal es mayor si no controlan su glucosa y presión arterial.

“En lo que corresponde al instituto atacamos mediante la medicina preventiva que es el primer nivel e insistir en el paciente y sus descendientes para prevenir las complicaciones de la evolución de estas dos enfermedades para evitar tener problemas a temprana edad”, expuso.

Aseguró que pueden ser portadores de estas dos enfermedades y tener muchos años y no generar la insuficiencia renal, pero para eso, se requiere de un buen control de los niveles de estos padecimientos, el apego a su tratamiento, una alimentación sana vigilada por el especialista y hacer actividad física, ya que con solo caminar por lo menos una hora diaria es suficiente para tener buenas cifras en estas patologías.



DÍA MUNDIAL DEL RIÑÓN

Al menos 8 de cada 10 neolaredenses sufren de problemas de riñón y no lo saben.

EL DATO

-Sólo en el IMSS hay una lista de espera de 60 personas.

-Un total de 234 personas incluyendo a los pacientes en espera de un riñón reciben tratamiento alternativo que son sesiones de hemodiálisis, diálisis peritoneal y automatizada.

-En lo que va de este año han muerto 15 personas.

- Al mes ingresan 10 nuevos pacientes a hemodiálisis y fallecen tres personas.

- Tratamiento de hemodiálisis, diálisis peritoneal, consiste en ayudar al paciente a eliminar toxinas y exceso de fluidos de la sangre y los tejidos haciendo circular de forma continua la sangre a través de este filtro.

- En la Clínica 76 del IMSS sólo hay 9 máquinas para las hemodiálisis.

- En el Hospital de Zona 11 del IMSS sólo hay una máquina.

- Tratamiento en clínica particular ronda entre mil 500 a mil 900 pesos por sesión.

- Burocratismo para ingresar al Cenatra, aún con los familiares que quieren ser donadores.

- La obesidad, diabetes y la hipertensión y el sedentarismo principales factores de riesgo para desarrollar insuficiencia renal.

- En el Cenatra hay una lista de espera de alrededor de más de 14 mil personas, de las que se considera 500 sean de Nuevo Laredo.

Para los pacientes, su vida depende de este órgano y no hay donadores. Fotos: EMMA TREVIÑO / el mañana

Saúl Sandoval Guerra, coordinador de la UMF 76.





Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.



Agregar un comentario nuevo




Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.50
Venta
$18.50
MINUTO A MINUTO
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx