PERFIL
ANTERIORES
09/02/2018
12/04/2017
20/01/2017
03/12/2016
19/11/2016
14/06/2016

0
0


My Love is With You


Félix Cortés Camarillo

No es increíble ni sorpresiva la manera en que Omar Sadiki Mateen decidió contribuir a las celebraciones del mes del orgullo lésbico-gay, al que el presidente Obama dedicó el sábado un especial mensaje desde la Casa Blanca. El hombre de 27 años, hijo de inmigrantes afganos, era guardia de seguridad, por lo que conocía el manejo de las armas de fuego; su ex esposa y madre de su hijo de 3 años dice que era inestable y la golpeaba. Su padre dice que al ver recientemente a dos homosexuales besándose entró en cólera. La madrugada del domingo entró a un club nocturno gay de Orlando y con una ametralladora AK-45 y una pistola disparó contra más de 100 personas que ahí se encontraban; mató a 50 por lo menos.

Es la más sangrienta masacre en Estados Unidos, pero es solamente una más en la larguísima lista de sucesos en los que desquiciados mentales perpetran crímenes sin motivo aparente. Mateen sí lo tenía: su intenso odio hacia los homosexuales.

Además del alto número de víctimas -hay 53 heridos-, a diferencia de las otras matazones por individuos en EU, en todos los otros casos se trataba de personas trastornadas que provenían de los múltiples campos de batalla que su país ha abierto por el mundo entero. Asociales, drogadictos o simplemente locos. Mateen no lo es; antes de entrar al club nocturno de la matanza llamó al teléfono 911 -de las emergencias-, proporcionó su nombre completo y aludió a su pertenencia al califato islámico de Siria-Irak.

Cuando escuché las noticias de Orlando, no pude menos que recordar el fuerte patrocinio que la National Rifle Association le dio recientemente a Donald Trump. La NRA no es un club de caza y pesca de pocos miembros: se trata de una poderosa organización que tiene los recursos financieros para sostener campañas políticas de aquellos que comulguen con su ideal: la posesión irrestricta de armas de fuego.

La segunda enmienda de la Constitución de Estados Unidos garantiza el derecho de los ciudadanos a poseer armas de fuego, prácticamente de cualquier tipo. El AK-47, que fue aparentemente usado la madrugada del domingo, se puede comprar libremente en todo el territorio norteamericano. Dependiendo de cada estado, lo único que se necesita es una pieza de identificación, que puede ser la licencia de manejo y el dinero que valen las armas. Algunos estados detienen la operación por 24 o 48 horas, mientras hacen la verificación de que el cliente no tiene cuentas pendientes con la justicia.

El apoyo de la NRA a Trump es significativo. Donald Trump no es un loquito que ande pretendiendo por vanidad la Presidencia de su país. Trump personifica a una corriente numerosa de ciudadanos de Estados Unidos que piensan igual que Omar Sadiki Mateen, aunque no simpaticen precisamente con el califato radical ni hagan las oraciones que el islam ordena cinco veces al día. Son seres comunes y corrientes, que tienen en el cajón del buró una pistola cargada. Por si se ofrece.

Un humorista inglés mencionaba ayer la paradoja norteamericana: están prohibidos los huevos de chocolate que traen dentro juguetes diminutos de plástico porque son peligrosos para los niños que los puedan ingerir. En cualquier lugar de Estados Unidos se puede adquirir con facilidad las armas de fuego que uno quiera.

En los próximos sábados, alrededor del mundo, se realizarán desfiles del orgullo homosexual. La comunidad LGBTTI está advertida. En nuestro mundo de la comunicación instantánea y la aldea global no se debe descartar la emulación idiota de lo sucedido en Orlando. Desde luego que ante el terrorismo no es correcto plegarse en retroceso: eso sería darle al terror el triunfo.

“My Love is With You” canta Stevie Wonder; donde quiera que estés. Mi mejor amigo, mi hermano, mi hermana, mi madre, mi padre. Para luego cerrar con un cántico pidiendo que se prohíban las armas.



Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$18.00
Venta
$18.70
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx