PERFIL
ANTERIORES
18/10/2018
11/10/2018
04/10/2018
27/09/2018
20/09/2018
06/09/2018
16/08/2018
02/08/2018
26/10/2017

1
0
Aventuras del Mantarraya

Aguas espejeadas


Óscar Leal



En esta temporada de otoño uno de mis estilos de pesca favoritos es el de la pesca de superficie, para poder practicarlo se requiere que el clima esté a nuestro favor, basta con que el día cuente con corrientes térmicas bajas (esto quiere decir que los vientos sean leves), de tal manera que la superficie del agua no sean perturbadas y puedan reflejarse las nubes al grado de un espejo para darle más efectividad es importante contar con aguas baja en sedimentación que te permita una visibilidad a mas de 20 metros de distancia de la embarcación.

Llegar a tu lugar de pesca predilecto y encontrar una superficie espejeada (aguas claras y calmas) te obligan a seleccionar los señuelos de superficie indicados para estas condiciones, ranas, saraspook, torpedos y los poopers, todos cuentan con la características de colores llamativos y con cuerpos diseñados para flotar sobre la superficie y al deslizarse sobre ella, crean ondas de choque a su alrededor, la suma de buena visibilidad sobre el agua y las ondas de choque los convierten en alimento irresistibles para los peces, convirtiendo a este estilo de pesca en uno de los más efectivos a la hora de lograr capturas.

Otro de los lugares especiales para practicar este estilo de pesca se ubica justo en la unión de los ríos al descargar sus aguas en las presas, una vez que te encuentres navegando sobre las aguas de la presa y logres acercarte con tu embarcación a las aguas del río, podrás notar que estas se tornan más claras y frías gracias a sus corrientes moderadas, justo ahí la mezcla de nutrientes logra formar un habitad rico en alimento que es aprovechado por los peces.

Ese efecto es fácil de apreciar en la presa Vicente Guerrero, al hacer contacto con el río Corona, el río en sus costados está delimitado por arboledas las cuales llegan a medir hasta 30 metros de altura y sus raíces incrustadas sobre la corriente del río sobresalen formando un habitad donde las lobinas forman sus nidos en etapas de reproducción y gracias a sus aguas trasparentes al aplicar la pesca de superficie, te dejan ver en primera fila el recorrido completo de los peces, al salir de sus nidos tras los señuelos para tragarlos de un solo mordisco.

Otra presa con estas características es la presa Las Blancas, esta cuenta con las descargas del río Salado, justo en el canal principal se origina el mismo efecto antes mencionado, la vegetación formada por juncos y troncos hundidos forman el habitad perfecto de aguas claras para practicar este estilo de pesca tan efectivo, en contraste la presa “Don Martin” el efecto espejo se presenta en la mayoría de sus brazos, donde las aguas son protegidas del viento por una pared montañosa que propicia aguas calmas y cristalinas, listas para ser visitadas en esta temporada de otoño.

Cuéntame tu historia tu ya conoces la mía. viajesdepesca@hotmail.com






Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.80
Venta
$18.50
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx