10/11/2017

0
0
Mottivare

Y tú, ¿ya te viste con una vida plena y saludable?


Gerardo de la Garza Ortega

¡Qué lección de vida! Una enfermedad incurable, ¿y cómo terminó…?

¡Hola! ¿Cómo te va, mi amigo distinguido? Espero que el día de hoy sea excelente y maravilloso.

Otra historia inspiradora, de esas que desgarran todo nuestro espíritu y nos hacen pensar mucho.

Norman Cousins, Director y Editor del Saturday Review of Literature, en 1964, hace poco más de 50 años, regresando de un viaje, enfermó de un padecimiento terrible llamado espondilitis anquilosante, que en esos tiempos, no había cura alguna.

Padecimiento que involucra muchísimo dolor, con una parálisis parcial de las extremidades, incluyendo las mandíbulas que casi se inmovilizan, ante el ataque de tal enfermedad.

Sabiendo que tendría una oportunidad de 500 de poder salvarse de tal mal, y que el tratamiento en un hospital, en lugar de favorecerlo, lo afectaría mucho más que la enfermedad misma, por lo que, decidió irse a vivir a un hotel, pero con los cuidados de un hospital.

Pero, y aquí es donde está lo interesante, pidió que le llevaran grabaciones de sucesos cómicos, que lo hicieran carcajearse.

En concreto lo que buscaba era eliminar todo lo que fuera frustración, miedo, enojo, incertidumbre, engaño, y al contrario, llenar la mente con dosis masivas de amor, esperanza, fe, confianza, alegría, seguridad de sanación, actitud positiva, y con un ardiente y poderoso deseo de vivir.

Esto no quiere decir que estuvo en contra de los designios médicos acerca de su enfermedad, sino que como respuesta al diagnóstico, se dedicó a luchar incansablemente en contra de dicha enfermedad.

¿Y qué logró? A pesar de todas las predicciones en contra, y después de los devastadores efectos que sufrió por dicha enfermedad, días después de seguir su tratamiento, se encontró casi tan activo como siempre, física y mentalmente.

Resultó que se reinstaló en su escritorio para continuar con su vida empresarial, y atender todos los intereses de su negocio y personales.

Todo esto es una real y verdadera demostración, de lo que el ser humano es capaz y puede alcanzar si cuenta con la fortaleza interna, visión y deseo de seguir adelante.

Esta visualización que provocó la risa al ver los videos que le llevaron del tema, borró una serie de imágenes, que de otra forma, le hubieran recordado el dolor, la angustia, el temor, la contradicción de la enfermedad.

Una curación que se puede atribuir al tremendo poder que tiene el saber visualizarse sin mal alguno, sin enfermedad, sin dolores, sin ningún tipo de afectación.

Y tú, ¿ya te viste con una vida plena y saludable?

Cierro como siempre, y a seguir pataleando, ¡porque no hay de otra!

Bibliografía consultada:

Cómo realizar sus deseos, El Poder de la Visualización. Harold Sherman. Editorial Diana.

Si quieres hacerme un comentario a propósito de este escrito, puedes mandarme un correo a: mottivare@gmail.com

* Conferencista, Motivador Profesional y Director de MOTTIVARE

¡… con la fuerza de la palabra!




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.90
Venta
$18.80
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx