24/11/2017

0
0
Mottivare

Y tú, ¿ya hiciste una revolución en tu vida?


Gerardo de la Garza Ortega

Ya mataste a tus defectos? ¿Ya acribillaste a tus errores? ¿Ya eliminaste tus cobardías? ¿Ya fusilaste a tus rencores?

¡Hola! ¿Cómo te va, mi distinguido y amigo lector? Espero que el día de hoy sea excelente y maravilloso.

Hoy te quiero platicar de una historia, pero ésta es otra historia, diferente, pero… al fin y al cabo, historia.

Hete aquí, que hay un maestro. Con una sabiduría extraordinaria. Uno de sus discípulos, para confirmar lo que sabía de su maestro, le preguntó, ¿quién fue tu gran maestro?

Contestó. ¿Mi gran maestro? Mi gran maestro fue un tigre.

¿Un tigre?, contestó el discípulo, con cara de extrañeza...

Sí, ¡un tigre!

Y te voy a explicar por qué. Estando en el bosque, vi a un tigre caminando con su maravilloso porte, por entre la maleza. Se le veía cansado, por lo que, me supuse, que estaba sediento. Me di a la tarea de seguirlo, para ver cómo saciaba su sed.

Después de caminar un poco, siguiéndolo, descubro que el animal se estaba acercando a una maravillosa fuente de agua cristalina, apresurando su paso, para llegar a esa poza de agua.

Pero, al acercarse al agua, observo que se hace para atrás, mostrando en su faz un rostro de sorpresa. Se vuelve a acercar y se vuelve a alejar, otra vez. Lo hace por tercera vez, y lo mismo. Luego, lo veo pensativo, sin acercarse al agua.

E inmediatamente, con actitud ya resuelta, se acerca, y sumerge su cabeza, e inmediatamente empieza a saciar su sed, para que, una vez saciada su ansia de beber, se retire del lago, y emprenda de regreso, su camino a su guarida.

Maestro, pero…, ¿dónde está la enseñanza del tigre? ¡No entiendo! Y el Maestro le responde a su discípulo, en que al verse reflejado en el agua, se sorprendió, pensando que habría otro tigre similar…

Pero al sumergirse, comprendió que era sólo su reflejo, y eso le cambió la perspectiva de la vida, de lo que estaba viendo, y se dispuso a saciar su sed.

Aquel día comprendí, dijo el maestro, que si yo quería hundirme en Dios, y calmar mi sed de Él, debía tener la suficiente voluntad para borrar mi propio ego que se interponía entre Dios y yo.

Interesante el relato, amigo lector. Tienes que borrar tu ego, y consigo, revolucionar tu vida, eliminando tus defectos, aniquilando tus rencores, desechando tus cobardías y tus miedos, fusilando a todos tus errores.

¡Esa sí que va a ser una verdadera revolución!

A este punto, me estoy acordando de un chistorete que le escuché a Teo González, que te lo voy a compartir, y dice así. Estaban por fusilar a 3, por sublevarse a Villa, y dirigiéndose a ellos, les dijo el verdugo, ¿piense cada uno cuál va a ser su último deseo? ¿Cuál va a ser su última voluntad? El primero, pidió a gritos, sálvenme de un terremoto, sálvenme, ¡por favor! …y que todos se ponen bien nerviosos, y éste aprovecha para escaparse, librándose de su ejecución. El segundo, empezó a vociferar, un huracán, un huracán, y que la tropa se vuelve a poner de nervios, y éste aprovecha para huir de donde estaba, librándose de los terribles fusiles. El tercero, buscando otra contingencia de cómo llamarles la atención para liberarse de su condena…, que les empieza a gritar, fuego, fuego, y ahí se acabó esta historieta… jejeje!

Cierro como siempre…, y a seguir pataleando, ¡porque no hay de otra!

Bibliografía consultada:

¡QUIERE y PODRÁS! ABC de la Voluntad. Colección Literatura de Superación. Corporación Editora Chirre.

https://www.youtube.com/watch?v=UOYy69-b1Ug (15 minutos de risa con Teo González).

Si quieres hacerme un comentario, puedes mandarme un correo a: mottivare@gmail.com

* Conferencista, Motivador Profesional y Director de MOTTIVARE

¡…con la fuerza de la palabra!




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$17.70
Venta
$18.60
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx