PERFIL
ANTERIORES
17/06/2018
16/06/2018
15/06/2018
14/06/2018
13/06/2018
12/06/2018
11/06/2018
10/06/2018
09/06/2018
08/06/2018
02/03/2018

1
0
Mirador

Mirador


Armando Fuentes Aguirre

El califa de Bagdad solía disfrazarse de mendigo, y salía a las calles de la ciudad para oír lo que la gente decía de él y de su modo de impartir justicia.

Una noche entró en un lupanar y vio ahí a una hermosa prostituta. Al punto sintió por ella una pasión irrefrenable. Averiguó su nombre, y al día siguiente hizo que sus jenízaros la llevaran a sus aposentos. Cuando la tuvo en sus brazos se olvidó de todo. La mujer era diestra en las artes del amor, y lo subyugó en tal modo que el califa le rindió su voluntad. En adelante aquella hetaira fue dueña de Bagdad.

Sus veleidades y caprichos hicieron grave daño a la ciudad y a sus habitantes, ricos y pobres por igual. La madre del califa se angustiaba, y le pedía a su hijo que volviera a la razón. Él sólo oía a la mujer que lo tenía rendido.

El pueblo se levantó contra el monarca y lo apresó. La prostituta huyó de la ciudad y no volvió a saberse de ella. La madre del califa murió maldiciendo a su hijo. En la prisión, cargado e cadenas, el califa cantaba canciones de amor y perdía la mirada en sus recuerdos.

¡Hasta mañana!...




Dale ME GUSTA a nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter como @Elmananaonline

Editora Argos agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio.
Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión.

Por el respeto a esta encomienda, El Mañana se reservara el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Agregar un comentario nuevo






Nuevo Laredo, Tamps.  
Compra
$19.30
Venta
$20.00
EDICION
IMPRESA
 
internet@elmanana.com.mx