'Gratis hablaré con quien sea, sobre lo que sea'


Por iniciativa propia, un joven neolaredense, presta sus oídos a ciudadanos y la respuesta rebasa sus expectativas



24/11/2014
NUEVO LAREDO.- Un par de sillas, un paquete de galletas, un libro y un letrero que decía: "Gratis hablaré con quien sea, sobre lo que sea", fue suficiente, para que Víctor, un joven de 20 años, alegrara la tarde a muchas personas que paseaban por la Plaza Hidalgo, que aprovecharon la "oferta" y se acercaron a él para contarle una gran variedad de historias.

Ofertas de trabajo, un café, proyectos, fueron algunas de las propuestas que recibió, también le llegaron historias, conflictos amorosos y problemas familiares, incluso escuchó a personas hablar de sus hobbies y aficiones.

"Conseguí una invitación de un café, por parte de un señor lector con conocimientos muy vastos sobre política, conseguí una propuesta de trabajo de un payaso que hace espectáculos en fiestas infantiles y demás, conseguí una invitación a pertenecer a un proyecto que quiere realizar una persona que acababa de llegar a la ciudad desde Denver, Colorado, E.U. que trata sobre la increíble y bella arte marcial Capoeira", comentó

Inspirado en el artista y activista Steve Lambert, Víctor Manuel Cázares Vazquez, estudiante de Enfermería, decidió realizar esta actividad con la única intención de prestar sus oídos y dar un  respiro a quien se acercara a compartir sus problemas o inquietudes.

Como no se esperaba tan buena respuesta, hasta se llevó un libro, para entretenerse, mismo que no tuvo que sacar, ante la gran demanda. 

"Primero me preguntaban que si cobraba, que si pertenecía a algún partido, o religión y no, realmente lo hice por gusto y resultó"

Víctor considera que la gente en esta ciudad, no está acostumbrada a estas acciones.

"Cuando vemos a alguien haciendo algo así, nos sorprende, hacen falta más personas que se dejen llevar por su corazón, yo les recomiendo que tengan valor para llevar a cabo sus sueños ya que las personas están muy necesitadas de apoyo, de esperanza entre y tanta problemática."

El joven que también pertenece a un grupo teatral, incluso fue comparado con un ángel que llegó en el momento necesario a las personas que acudieron a platicar con él.

"Ellos mismos me lo dijeron, me diste un respiro, luego de llegar con su rostro preocupado y angustiado", recordó.

Luego de regalar 5 horas de su tiempo a desconocidos, el estudiante se retiró del lugar y más tarde compartió en Facebook una fotografía de su estancia en la plaza, que pronto se hizo popular.

Aseguró que aunque no tiene una fecha definida, volvería a repetir el amable gesto.